¿Cómo quitar el moho del baño y la cocina?

Es necesario mantener nuestro hogar libre de moho y hongos para asegurarnos de que sea un entorno aseado y saludable. Con fontanero Chamartin sabemos que el problema suele ser muy frecuente en ciudades con altos grados de humedad en el ambiente. El calor, la humedad y la oscuridad son los ingredientes perfectos para la aparición del moho, y junto a ella puede venir una pesadilla de limpieza.

Afea las paredes, genera malos olores y además representa un riesgo para la salud, especialmente aquellos alérgicos, y es que el moho puede provocar afecciones respiratorias.

La cocina y el baño suele ser los lugares propicios para que aparezca moho, puesto que la humedad y el aire caliente favorecen su proliferación. Por fortuna, hoy en día podemos encontrar una gran variedad de productos químicos ideales para quitar el moho de nuestras casas, pero ten en cuenta que estos productos suelen contener componentes agresivos, por lo que es de suma importancia seguir las instrucciones. No obstante, también existen productos ecológicos que pueden ayudar en esta labor de limpieza. Sea cual sea el caso, tenemos importantes consejos para ti.

Consejos para eliminar el moho

  1. Uso de productos comerciales para limpiar

Por lo general, la alternativa más sencilla para enfrentar el moho es comprar un producto de marca en el supermercado. Estos productos no requieren ninguna preparación previa y suelen tener añadidos componentes blanqueadores. Su utilidad va más allá de suprimir el moho, sino también las esporas. Asimismo, recuerda tomar medidas de seguridad adecuadas a la hora de aplicarlos:

  1. Sigue las instrucciones de fabricante que están en la etiqueta.
  2. Usa guantes de goma y ropa vieja cuando utilices blanqueador, dado que puede manchar la ropa y causar irritaciones en la piel.
  3. Si por accidente se te vierte un poco de producto en la piel, enjuaga rápidamente con abundante agua y llama al médico si se te irrita en exceso.
  4. Mantén a los niños alejados de las zonas donde utilices el producto.
  5. Asegúrate de que el área de limpieza este bien ventilada.
  6. Prueba primero el producto en una zona de la pared poco visible para comprobar que no dañará la pared.

Una vez que hayas tomado las medidas necesarias, sigue estos sencillos pasos para eliminar el moho:

  1. Coloca un paño viejo en el suelo previniendo que el producto pueda caer en el piso.
  2. Aplica el producto en todo lugar donde haya moho, y déjalo actuar por unos minutos.
  3. Una vez que notes que el producto ha desaparecido, coge un paño y sumérgelo en un recipiente de agua caliente, escúrrelo y luego limpia los restos del producto. En este paso es importante que el paño este húmedo, no demasiado mojado.
  4. Si prefieres utilizar papel higiénico, es una opción viable, puesto que puede deshacerte rápidamente de él después de usarlo.

 

  1. Usar productos de limpieza caseros para eliminar el moho

Una alternativa económica para erradicar el moho es el vinagre. Diluido en agua ayuda a eliminar el moho fácilmente. Además, puedes aplicarlo sin agua en casos más graves. Vierte el agua combinada con vinagre en un recipiente de spray vacío, espárcelo en las zonas afectadas, tal como harías con un producto de marca, repitiendo los pasos que hemos mencionado antes. ¡Eso sí! Recuerda no mezclar vinagre con lejía, esto produce gases muy tóxicos.

 

  1. ¿Cómo quitar el moho de los tejidos y toallas del baño?
  2. Coge las toallas y prendas afectadas y mételas en la lavadora.
  3. Añade una o dos tazas de vinagre blanco y pon a funcionar la lavadora en su temperatura más alta. En este primer ciclo, no incluyas detergente o cualquier otro producto de sorpresa.
  4. Luego, lava las toallas nuevamente en el programa más caliente, y ahora sí, agrega bicarbonato de sodio, pero aún no detergente ni suavizante.
  5. Una vez concluido este proceso, saca las prendas y exponlas al Sol o mételas en la secadora en el programa de mayor temperatura.

 

  1. Medidas para prevenir la aparición del moho
  2. Mantén las habitaciones ventiladas y aireadas.
  3. Limpia las superficies con regularidad para evitar condiciones propicias para la aparición del moho.
  4. Cuelga las toallas mojadas después de su uso para que la humedad se vaya lo más rápido posible.

 

Como habeís visto, eliminar el moho de tu hogar no es una tarea imposible. Solo requiere de una limpieza adecuada y un mantenimiento adecuado para evitar de aparición. Pero si no te alcanza el tiempo, recuerda que siempre puedes dejar todo en manos de profesionales.