Nuestro Blog

Limpiar los azulejos del baño: ¿Hay una mejor forma?

Pocas labores hogareñas son tan tediosas como la limpieza del baño. Requiere tanto esfuerzo que se suele postergar hasta el momento que no queda más remedio. Sin embargo, es una de las tareas más necesarias, puesto que la humedad y el calor concentrados en esta área, son el caldo de cultivo perfecto para peligrosas bacterias. En la fontaneria Chamartin no hablamos de limpiar solo el inodoro o el lavado, sino también de las baldosas.

Es muy común que se olvide limpiar los azulejos del baño, pero si queremos crear un entorno saludable en nuestro hogar, es muy importante que esta labor se lleve a cabo con cierta frecuencia. Al principio puede parecer complicado, pero no temas; para tu suerte traemos una serie de consejos que te harán más fácil y eficaz el trabajo.

  1. Vapor para la limpieza del baño:

Los limpiadores de vapor pueden utilizarse en diferentes superficies de la casa para eliminar suciedad acumulada. Al calentarse los materiales, los poros de la superficie se abren y liberan esa suciedad antes incrustada. Aplica un poco de vapor y luego pasa un paño; así la suciedad se ablanda y te resultará mucho más sencillo removerla.

  1. Productos de limpieza hechos en casa:

¡Mira que fácil! Combina un poco de vinagre, bicarbonato y agua, luego introduce la mezcla en un recipiente de spray vacío. El vinagre actúa como un desengrasante natural, mientras que el bicarbonato de sodio limpia la superficie y elimina los malos olores. Si quieres mejores resultado, entonces deja reposar el líquido en las baldosas durante un minuto, verás que la suciedad se disolverá muy rápido y solo tienes que removerla con un paño, preferiblemente de microfibra.

Si la labor requiere un producto de limpieza más potente, también puedes usar una pasta de cloro con bicarbonato. Esta mezcla funciona tanto para limpiar como para aclarar los azulejos, devolviendo las juntas a su tono original. El inconveniente con este recurso es que puede generar gases desagradables; por eso es mejor trabajar este producto en ambientes ventilados y usando guantes y mascarilla. La clave es dejar que la mezcla actúe por lo menos una hora antes de enjuagarlos todo.

  1. Productos de limpieza en tiendas:

Si eres de esas personas que prefiere dejar de lado las improvisaciones caseras y mejor comprar un producto de marca, en las tiendas una gran variedad de productos que se especializan en la limpieza de los azulejos del baño. Eso sí, recuerda seguir las instrucciones del fabricante y aplicarlo siempre con las ventanas abierta y usando guantes para proteger tus manos de químicos dañinos.

Para asegurar tu limpieza, abre el grifo de la ducha a una temperatura elevada durante unos minutos antes de comenzar. De esta forma el vapor abrirá los poros de las cerámicas y te resultará más fácil limpiar.

Así como ves, la limpieza del baño puede ser más simple y rápida de lo que dicen si usamos los productos y técnicas adecuadas. No obstante, si no te alcanza el tiempo, no te preocupes, deja todo en manos de profesionales y olvídate del problema.

Descubre las ventajas de la resina en tu ducha

Últimamente muchas personas han cambiado sus platos de ducha de porcelana o acrílico a este novedoso material que tiene un sin fin de ventajas en tu hogar.

Son 10 las características, descúbrelas a continuación:

  1. Antideslizante. Algunos estudios que han visto los fontaneros en Chamartin arrojan que el 70% de los accidentes dentro de los hogares ocurren en el baño, es por eso que este material, gracias a sus tratamientos antideslizantes, lo hacen más seguro que los convencionales.
  2. Calidez. Otro de los beneficios de la resina es que siempre está cálido, ya no es necesario preocuparse por la cerámica fría en invierno y da una excelente sensación de confort.
  3. Rigidez. No solo la cerámica o la porcelana tienen esta ventaja, la resina también, tendrá en su hogar un plato de ducha bien firme.
  4. Impermeabilidad. Ya le puedes quitar la atención a la humedad o filtraciones, es otro de los beneficios de la resina en tu baño.
  5. Hechos a la medida. Se pueden adaptar a cualquier tamaño que el usuario desee, se evitan muchos procedimientos que pueden atrasar algunas instalaciones en el baño.
  6. Se instala fácilmente. Los diseños de este material incorporan las pendientes definidas en la forma del plato, con el fin de que desagüe a la perfección.
  7. Acceso seguro. Ya existen resinas con 3 y 4 centímetros de grosor, esto, con respecto a los demás materiales reduce la altura de 5 a 10 centímetros.
  8. Limpieza sin problemas. La resina tiene resistencia a la gran mayoría de productos para limpieza, lo que lo hace más fácil todavía y siempre lucirá como nuevo.
  9. Buena relación calidad/precio. Todas sus características positivas, pueden hacerte pensar que puede ser costoso, pero no, la resina tiene un precio asequible y la inversión será ventajosa a largo plazo.
  10. Estética. La resina aporta un diseño único a tu baño con diferentes colores que se adapten al gusto de cada consumidor.

 

Encuentra tu diseño favorito con los profesionales de tu preferencia y haz un cambio del que no te vas a arrepentir.

 

 

¿Cómo quitar el moho del baño y la cocina?

Es necesario mantener nuestro hogar libre de moho y hongos para asegurarnos de que sea un entorno aseado y saludable. Con fontanero Chamartin sabemos que el problema suele ser muy frecuente en ciudades con altos grados de humedad en el ambiente. El calor, la humedad y la oscuridad son los ingredientes perfectos para la aparición del moho, y junto a ella puede venir una pesadilla de limpieza.

Afea las paredes, genera malos olores y además representa un riesgo para la salud, especialmente aquellos alérgicos, y es que el moho puede provocar afecciones respiratorias.

La cocina y el baño suele ser los lugares propicios para que aparezca moho, puesto que la humedad y el aire caliente favorecen su proliferación. Por fortuna, hoy en día podemos encontrar una gran variedad de productos químicos ideales para quitar el moho de nuestras casas, pero ten en cuenta que estos productos suelen contener componentes agresivos, por lo que es de suma importancia seguir las instrucciones. No obstante, también existen productos ecológicos que pueden ayudar en esta labor de limpieza. Sea cual sea el caso, tenemos importantes consejos para ti.

Consejos para eliminar el moho

  1. Uso de productos comerciales para limpiar

Por lo general, la alternativa más sencilla para enfrentar el moho es comprar un producto de marca en el supermercado. Estos productos no requieren ninguna preparación previa y suelen tener añadidos componentes blanqueadores. Su utilidad va más allá de suprimir el moho, sino también las esporas. Asimismo, recuerda tomar medidas de seguridad adecuadas a la hora de aplicarlos:

  1. Sigue las instrucciones de fabricante que están en la etiqueta.
  2. Usa guantes de goma y ropa vieja cuando utilices blanqueador, dado que puede manchar la ropa y causar irritaciones en la piel.
  3. Si por accidente se te vierte un poco de producto en la piel, enjuaga rápidamente con abundante agua y llama al médico si se te irrita en exceso.
  4. Mantén a los niños alejados de las zonas donde utilices el producto.
  5. Asegúrate de que el área de limpieza este bien ventilada.
  6. Prueba primero el producto en una zona de la pared poco visible para comprobar que no dañará la pared.

Una vez que hayas tomado las medidas necesarias, sigue estos sencillos pasos para eliminar el moho:

  1. Coloca un paño viejo en el suelo previniendo que el producto pueda caer en el piso.
  2. Aplica el producto en todo lugar donde haya moho, y déjalo actuar por unos minutos.
  3. Una vez que notes que el producto ha desaparecido, coge un paño y sumérgelo en un recipiente de agua caliente, escúrrelo y luego limpia los restos del producto. En este paso es importante que el paño este húmedo, no demasiado mojado.
  4. Si prefieres utilizar papel higiénico, es una opción viable, puesto que puede deshacerte rápidamente de él después de usarlo.

 

  1. Usar productos de limpieza caseros para eliminar el moho

Una alternativa económica para erradicar el moho es el vinagre. Diluido en agua ayuda a eliminar el moho fácilmente. Además, puedes aplicarlo sin agua en casos más graves. Vierte el agua combinada con vinagre en un recipiente de spray vacío, espárcelo en las zonas afectadas, tal como harías con un producto de marca, repitiendo los pasos que hemos mencionado antes. ¡Eso sí! Recuerda no mezclar vinagre con lejía, esto produce gases muy tóxicos.

 

  1. ¿Cómo quitar el moho de los tejidos y toallas del baño?
  2. Coge las toallas y prendas afectadas y mételas en la lavadora.
  3. Añade una o dos tazas de vinagre blanco y pon a funcionar la lavadora en su temperatura más alta. En este primer ciclo, no incluyas detergente o cualquier otro producto de sorpresa.
  4. Luego, lava las toallas nuevamente en el programa más caliente, y ahora sí, agrega bicarbonato de sodio, pero aún no detergente ni suavizante.
  5. Una vez concluido este proceso, saca las prendas y exponlas al Sol o mételas en la secadora en el programa de mayor temperatura.

 

  1. Medidas para prevenir la aparición del moho
  2. Mantén las habitaciones ventiladas y aireadas.
  3. Limpia las superficies con regularidad para evitar condiciones propicias para la aparición del moho.
  4. Cuelga las toallas mojadas después de su uso para que la humedad se vaya lo más rápido posible.

 

Como habeís visto, eliminar el moho de tu hogar no es una tarea imposible. Solo requiere de una limpieza adecuada y un mantenimiento adecuado para evitar de aparición. Pero si no te alcanza el tiempo, recuerda que siempre puedes dejar todo en manos de profesionales.

 

¿Cómo limpiar el baño sucio rápidamente?

Limpiar el baño es una de las tareas domésticas que pueden resultar más desagradables y que además requieren de más esfuerzo. Sin embargo, debéis saber que no tiene por qué ser así. Limpiar el baño es una tarea que puede llevar solamente 10 minutos si sabéis los pasos que debemos seguir. La principal preocupación suele ser sobre todo los gérmenes del inodoro cuando está muy sucio, pero si lo hacéis a diario, no tendréis que preocuparos de que esto ocurra.

La cuestión es que con la vida tan ajetreada que llevamos, muchas veces tenemos que hacer verdaderos malabares para poder llegar a todo. Con lo cual es habitual que terminemos descuidando las tareas domésticas, especialmente la limpieza del baño. Si este es vuestro caso, no os preocupéis. Con esta guía paso a paso, eliminar las manchas del inodoro será mucho más fácil y rápido.

Cómo limpiar un inodoro sucio en 10 minutos

Recuerda que antes de utilizar cualquier producto de limpieza, debes leer la etiqueta y tomar las medidas de seguridad adecuadas, tales como la utilización de guantes de goma.

Método 1: Limpiar el inodoro con un producto comercial

Este método de limpieza se divide en dos partes con un descanso de 30 minutos en medio. El tiempo suficiente para descansar y disfrutar de una buena taza de café.

Prepara el inodoro y limpia las manchas (6-7 minutos)

  1. Ponte los guantes de goma, levanta la tapa del váter y vierte el producto de limpieza por el borde y por los lados. Un limpiador a base de lejía es la mejor opción para eliminar los gérmenes de la taza del váter, pero si además está cubierta de manchas de cal, elige un producto adecuado para ello y sigue las instrucciones de la etiqueta del producto.
  2. Después, friega la taza del baño con el cepillo del baño para que la solución llegue a todos los rincones de la taza, incluyendo la cisterna.
  3. Deja reposar el producto durante 30 minutos y tómate un descanso o limpia otra zona del baño mientras tanto.

Limpieza final y aclarado (3-4 minutos)

Después de haber dejado reposar el producto durante media hora, tendréis que completar los últimos minutos de la tarea de limpieza.

  1. Dale una pasada más al inodoro para ablandar las manchas, especialmente sobre aquellas más difíciles.
  2. Tira de la cadena y mira como el inodoro se lleva toda la espuma.

Método 2: Cómo limpiar el inodoro con bicarbonato de sodio y vinagre

El bicarbonato de sodio es un excelente agente de limpieza natural para eliminar las manchas. Y cuando se mezcla con vinagre, se convierte en el producto perfecto para quitar incluso las manchas más difíciles de la taza del váter.

  1. Verter una taza de vinagre (aproximadamente 240 ml) en la taza del inodoro. Extiende bien la mezcla con un cepillo de dientes y deja reposar durante un minuto aproximadamente.
  2. Añade una taza de bicarbonato de sodio y después añade una o dos tazas de vinagre. La solución debe hacer efervescencia.
  3. Deja reposar durante unos cinco minutos y luego frota el inodoro, asegurándote de que la mezcla llega a todas las partes del inodoro.
  4. Tira de  la cadena y habréis terminado.

Nuestra empresa colaboradora es la de Fontaneros Madrid Chamartin